AGUA OXIGENADA EN TU ROSTRO CADA NOCHE ANTES DE DORMIR Y CONOCERÁ UN GRAN SECRETO

El peróxido de hidrógeno, o lo que conocemos más comúnmente con el nombre de peróxido de hidrógeno (H2O2), es un antiséptico suave que generalmente usamos en la piel para prevenir la infección de cortes, raspaduras o quemaduras leves. Ese es su uso más común, pero gracias a sus propiedades hay muchas aplicaciones que podemos darle. Por supuesto, para estos remedios, especialmente aquellos que tienen aplicación directa sobre la piel y aquellos que afectan la boca, nos aseguraremos de que el peróxido de hidrógeno que usamos sea de calidad alimentaria y baja concentración, preferiblemente 3% o 5%. % Incluso lo diluiremos en agua para ciertos casos.

El peróxido de hidrógeno o agua oxigenada tiene gran cantidad de usos y beneficios que puedes aprovechar en tu vida diaria. La fórmula del agua oxigenada es H2O2, tiene un átomo más de oxígeno que el agua, de ahí su nombre común (agua oxigenada). La luz afecta al agua oxigenada por eso se vende en envases que impiden el paso de luz. Si vas a cambiarlo de envase tiene que ser a otro que tenga las mismas características, para que evites que se degrade.

Pasos a seguir: Antes de aclarar la piel con agua oxigenada debes de saber que muchas personas presentan reacciones alérgicas o quemaduras, sobre todo en el área del rostro. Por lo tanto, lo más recomendable es evitar utilizar esta técnica en tu cara, o probar colocando un poco de agua oxigenada detrás de tus orejas y verificar cómo reacciona tu piel. Recuerda que la piel del rostro es más sensible que la del resto del cuerpo.

Para aclarar la piel con agua oxigenada necesitarás un agua de 20 volúmenes. El agua oxigenada que se utiliza para desinfectar heridas no es funcional ya que contiene muy pocas cantidades de peróxido de hidrógeno y un agua oxigenada superior a 20 podría crear reacciones demasiado abrasivas en la piel, empeorando el problema.

Lo primero que debes hacer es lavar bien la zona de tu piel que deseas aclarar. Emplea un poco de jabón, enjuaga y luego seca con una toalla.

Cuando la zona esté limpia, debes exfoliar la piel que vas a aclarar con agua oxigenada. Aplica un poco de exfoliante y masajea la zona haciendo movimientos circulares. Luego enjuaga y seca con una toalla.

Para comenzar a aclarar la piel con agua oxigenada debes humedecer un algodón con agua oxigenada de 20 volúmenes. Aplica el algodón en la zona de la piel que deseas aclarar, dando varios golpecitos para que esta se humedezca. Deja actuar el agua oxigenada durante 20 minutos.

Remueve el agua oxigenada con agua tibia y seca la zona con una toalla. Repite el procedimiento si es necesario. Si durante el procedimiento notas enrojecimiento, puede ser normal. Sin embargo, debes estar alerta a cualquier otro tipo de manifestación en la piel. Si presentas erupción, picazón o quemadura suspende el procedimiento y acude al médico.